PRODUCTOS OFICIALES DEL CLUB CIPOLLETTI

lunes, 25 de junio de 2012

La vuelta olímpica es sólo albinegra

Cipolletti se consagró campeón del Torneo Apertura 2012 de la Liga Deportiva Confluencia. Venció 3 a 1 a San Martín con goles de Leonardo Parra, 'Tavo' Giménez y Alexis Esparza. Catriel empató en un polémico partido y le devolvió el liderazgo a Cipo en la última fecha. Festejos en La Visera, y caravana por la ciudad. El albinegro suma su título de liga número 26 en primera división.

Desde el minuto de juego Cipo no tuvo problemas con San Martín, madrugó el capitán Leo Parra y rápidamente Cipolletti cumplió su parte para la consagración. El equipo de Homann logró que San Martín en ningún momento sea un rival de riesgo. El goleador Octavio Giménez estiró la ventaja promediando el primer tiempo.

El complemento sirvió para confirmar la supremacía del Capataz, que estiró la ventaja a tres por medio de Alexis Esparza. Después San Martín decoró el resultado con un penal a favor.

Con la victoria consumada, restó esperar por medio de la radio lo que pasaba en Catriel. Donde Fernández Oro ganaba 2 a 0, y le empataron sobre la hora con un polémico arbitraje que sacó de quicio hasta al 'Willy' Ferreyra, que es un pan de dios y se fue expulsado. 

La labor del árbitro Torrecillas le permitió a Catriel arrebatarle la clasificación al Argentino C a Fernández Oro, pero los aurinegros quedaron un punto abajo de Cipolletti, legítimo campeón del Apertura 2012.

La tercera división, campeona de antemano, empató 0 a 0 ante San Martín en la previa.

En Roca no se consigue

Con el empate en Catriel consumado, los pibes de Cipolletti estallaron de alegría, y festejaron el título número 26 en la historia, el doble que su perseguidor Deportivo Roca que tiene 13 campeonatos. Dieron la vuelta olímpica que se le negó por seis años a la primera local, y no faltó ninguno de los tradicionales festejos de un equipo campeón.

Los pibes en los festejos se acordaron de su archienemigo, justo el día en el que perdieron el ascenso al Argentino A por cuarta vez consecutiva. Le dedicaron el título a su entrenador Henry Homann, y el 'Ruso' se lo retribuyó a los pibes.

Después hubo caravana por el centro de la ciudad con cantos y bocinazos de autos que se extendieron por 3 cuadras.














Reconocimientos extra


Antes del comienzo del partido, el Club San Martín le entregó una plaqueta a Henry Homann, por su trayectoria en el Club Cipolletti. Para aplaudir de pie el gesto del club del barrio Don Bosco, y por supuesto, al querido 'Ruso'.

En el entretiempo por primera vez se vio en La Visera una atención especial a los periodistas que fueron a cubrir el partido desde TV, diarios y radios. Hubo café gaseosas y facturas para todos. Una delicia de domingo por donde se lo mire.