PRODUCTOS OFICIALES DEL CLUB CIPOLLETTI

miércoles, 3 de octubre de 2012

Cara de niño, personalidad de ganador

  • Perales, el pibe que sorprende en Cipolletti. Zaguero de apellido ilustre.
Muchos ponían en tela de juicio la titularidad de Valentín Perales en el Argentino A. Incluso quien escribe estas líneas, por su edad y la responsabilidad a afrontar. Pero el pibe respondió, y de qué forma. Dentro del plantel de Cipolletti no dudan: en los primeros seis partidos de la competencia fue el más regular del equipo. Un acierto del cuerpo técnico.

El apellido Perales está íntimamente ligado a tiempos gloriosos del fútbol albinegro. El tío de su padre, Omar, fue quien anotó el último penal en la definición ante All Boys de La Pampa, que selló el primer pase a un Nacional, en 1973. Valentín conoce la historia pero no le pesa. En realidad, quienes lo conocen bien remarcan su temple. "Tiene una personalidad bárbara. Adentro de la cancha parece una persona de mayor edad, con mucha experiencia en la categoría. Es un jugador completo y tiene todas las armas para llegar a primera división", cuenta Henry Homann, gloria del club y quien le dio la chance de debutar en la primera local el año pasado, a los 15 años.

Valentín ahora tiene 17 y es de los pocos que ha conseguido jugar a esa edad en categorías superiores en Cipolletti. Los casos más cercarnos son los de Pablo Parra a fines de los 80 y de Germán Alecha, su compañero. Él toma con una naturalidad pasmosa lo que le sucede en la actualidad.

"No me costó jugar en el Argentino A. Tengo más obligaciones que cuando estaba en la primera local, pero no he sufrido a ningún delantero, a todos les encontré la vuelta hasta ahora", cuenta en su casa el pibe que cursa cuarto año en el CEM 120, que mide "por ahora" 1,85 y que entre sus obsesiones está "crecer físicamente".

¿No tuviste nervios ni siquiera en el debut?

No, antes de empezar estaba ansioso, pero en la cancha me tranquilicé. Me aíslo bastante cuando juego, y tengo mucha ayuda de mis compañeros. Los más experimentados, como Cristian (Martínez), Manolo (Berra) y Mariano (Figueroa) me aconsejan mucho.

Sigue Homann: "Valentín posee buen juego aéreo, es muy técnico y tiempista y lee el juego perfecto para la edad que tiene, siempre está bien parado. Lo ayuda mucho que también juegue de volante central, porque sabe distribuir el balón".

Valentín vive de y para el fútbol. Casi todo su día es un mundo redondo.

Piensa "cómo mejorar en cada momento" y sueña, desde ya, con aterrizar alguna vez en la primera división. Lógico, antes hay un paso previo que dicta el corazón: "Mi objetivo es hacer una buena temporada y ascender con Cipolletti, el club que amo".

De sus virtudes se inclina por decir que posee "buen juego aéreo" y "saber manejar la pelota", pero prefiere deternerse en la cuestiones a mejorar. "Me falta potencia física para bancar mejor a delanteros fuertes. En eso trabajo, hago un turno más de gimnasio que los demás. Por ahora me va bien, porque subí tres kilos, casi todo masa muscular". Con sus 75 kilos se lo nota delgado, pero pocas veces pierde en el choque.

¿Sos ansioso? Parece que no te costó mucho llegar...

No me vuelvo loco, estoy feliz de estar donde estoy ahora, pero la idea de progresar y vivir del fútbol siempre está presente. Todavía soy chico y quiero disfrutar de esto. Juego en el club que quiero y del que soy hincha. Quizá se vea que no me costó tanto, pero son años de entrenar, de no dejar nunca, de tener constancia. Ese es el mayor esfuerzo que uno hace.

Es "tranquilo", algo introspectivo. Disfruta del vestuario pero es de los que se ríe de los chistes, no los hace. Martínez, su compañero de zaga, le pide solamente una cosa: "Me dice que tengo que hablar más, que debo ordenar a mis compañeros. En eso tengo que mejorar".

Esa suerte de timidez puertas adentro quedan ahí. "En la cancha es una fiera, quiere ganar, siempre va por más. Es difícil encontrar un pibe de su edad con esa personalidad. En Entre Ríos, a pesar de perder dicen que fue de lo mejor", remarca Homann, mascota de aquel equipo del 73 que hizo historia con uno de los Perales en sus filas. Lo mismo piensa Rogger Morales de Valentín.

¿En qué entendés que mejoraste desde que está en este nivel?

Es muy pronto para saberlo, pero creo que en los tiempos para marcar a los delanteros, cuándo anticiparlos, cuándo aguantarlos, cuándo esperarlos...

¿Ya te ven de otra forma en Cipolletti?

No, me tratan de la misma forma. Sí mis compañeros de las inferiores me ven como un espejo, son todos hinchas del club y quieren llegar. Me dicen que soy un ídolo, y yo me río...
Sebastián  Busader
Río Negro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.