lunes, 18 de agosto de 2014

Los hinchas de Cipo fueron a Brasil, y nos dicen que se siente

Fue una locura Brasil 2014, un hermoso mundial con Argentina demostrando que no es menos que nadie, gozando la amplia supremacía sobre el humillado Brasil. Un equipazo albiceleste que por fin le devolvió la gloria perdida a 40 millones de compatriotas. Cientos de miles fueron a alentar a tierras enemigas. Muchísimos de Cipolletti volvieron con imborrables recuerdos y hermosas anécdotas. Compartimos algunas experiencias albinegras en el Mundial.

Diego Ariel Blanco en el Maracaná.
La Re Banda con 'Estu' Gutiérrez, uno de los más fanáticos
hinchas que llegó al equipo profesional de Cipolletti.
Diego Blanco viajó con sus amigos, entre ellos grandes conocidos del club, nada menos que Bruno Weisser y Germán Alecha, dos de los máximos goleadores de Cipolletti del Siglo XXI. Anduvo casi todos los días con la camiseta de Cipolletti puesta. En el hermoso clima mundialista le preguntaron de qué equipo es, en qué división juega, pero fue reconocido por los que saben de fútbol, e increíblemente por cipoleños que no conocía. "En Belo Horizonte me piden que saque una foto, y los vagos me dicen '¡uh de Cipolletti! nos acordamos de Cipo'". Eran hinchas de Bella Vista que recordaban el partido mas importante de la historia del club bahiense, la promoción para ascender al Argentino A que ganó Cipo por penales en La Visera. Se quedaron hablando de Rodrigo Palacio, que enfrentó a Cipolletti en aquellos partidazos y ahora es subcampeón del mundo con la celeste y blanca.

Sin la camiseta puesta, a Diego le hicieron una nota para Fox Sports Radio, y al decir que es de Cipolletti el 'Pollo' Vignolo destacó los colores blanco y negro de memoria, iguales a los de su querido All Boys. En el Maracaná, Queijeiro reconoció la camiseta y empezó la nota diciendo "al amigo de Río Negro, Cipolletti".

Gerva Amaolo en la transmisión de TyC
Sports.
"En Belo Horizonte, terrible estadio, me doy vuelta y a dos filas veo una bandera de Cipo. Fue muy loco. Era el Seba Tortoriello, coincidimos en terrible estadio". Y por supuesto el hermoso clima mundialista permite soñar, y hacer creer los sueños: "Un brasileño me preguntó de qué equipo era la camiseta, le conté, y le dije que hace mucho ganamos una Libertadores". El brasileño respondió sorprendido: "¡Oh, que bien! No recuerdo". Y no...

Gervasio Amaolo es de Neuquén, muy fanático de Cipolletti, pasión que heredó de los años de relato de su papá. Lo pudimos ver todos en TyC Sports con la camiseta negra Kappa. "Esa camiseta la querían todos porque se parece a la del Atlético Mineiro, donde juegan Ronaldinho y Otamendi. Estaba re podrido de que me digan en la calle 'troca camisa' 'troca camisa', querían cambiar la camiseta".

Juan Pablo Quintana viajó con su cuñado, ambos con la camiseta de sus amores, Juan Pablo la de Cipolletti, su cuñado la de Deportivo Roca. Llevaron una bandera a la que le pusieron "Patagonia Río Negro", porque obviamente y como debe ser, no se pusieron de acuerdo en qué ciudad poner. "Le faltaron tres palabras, 'Capataz de la'", aclara el hincha albinegro que tantos años hizo campo de juego para LU 19.

Juan Pablo Quintana en el estadio Beira-Río de Porto Alegre.
"Uno me dijo, te saludo aunque nos dejaron afuera tantas veces, porque acá somos todos argentinos. Era hincha de Villa Mitre". También se alegró por encontrar la casaca albinegra tan lejos una familia de Choele Choel. Crecía el regocijo de Juan Pablo en tierras brasileñas, porque nadie reconocía la camiseta naranja de su cuñado. "La historia pesa" aclara, "andá con los holandeses" fue el lapidario consejo al hincha de los primos naranjas. Siempre con la bandera de la confianza y el interminable folclore. Después fueron tiempos de soñar despiertos. De contemplar Argentina Nigeria y los golazos de Messi. Siempre con la gloriosa albinegra en el pecho.

Sebastián Caldiero es dirigente y fue con compañeros de la subcomisión de fútbol. En total eran nueve de Cipo en un departamento, y sólo tres consiguieron entradas. En la playa y en todos lados lució la casaca del Capataz. "Yo fui sorteado para la semifinal. Cuando ganamos decidí quedarme, y por suerte pude entrar a la final".

En todos los mundiales hubo banderas de Cipolletti. Pero en Brasil hubo camisetas todos los partidos acompañando el milagro argentino desde Bosnia hasta Alemania. Es que ser argentino es un sentimiento, y si encima tenés la de Cipolletti puesta, te sentís el mejor del mundo.
Revista del Club Cipolletti. Julio 2014



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.