martes, 9 de junio de 2015

Un drama artificial

Con el piso artificial en el ojo de la tormenta, estalló la furia de los hinchas albinegros por la grave lesión de Lamolla. El defensor asegura que el pie se le trabó por el sintético. El suelo artificial fue tolerado pero nunca bienvenido para el grueso de la gente, y tampoco para la dirigencia actual que lo heredó en 2012. Cipolletti perdió a un pilar fundamental del equipo. ¿El sintético aumenta las lesiones? ¿Las hace mas graves? Repasamos algunas investigaciones.
 
Desde el vamos fue un problema. El Gobierno de Río Negro ofreció el césped sintético ante una inminente derrota electoral, que consumada no pagó, y al Club Cipolletti le quedó la herencia del suelo sin mantenimiento. A Juan José Chelía, entonces presidente de la subcomisión de fútbol, sólo le duró un partido el nuevo piso en su mandato. Al renunciar, entre otras cosas explicó que "mi salida es una consecuencia política por haber decidido lo del sintético". Por aquellos días las lesiones no eran un problema, pero contratiempos típicos de burocracias políticas dejaron a Cipolletti sin cancha y Visera sin césped natural ni artificial durante cuatro largos meses. El Dr. Julio Arriaga, candidato a vicegobernador por el partido que impulsó las obras, el año pasado se seguía pronunciando a favor de la decisión y calificándola de "histórica" para el club.

En el grupo "Yo no me fui, no abandoné, 100%
ALBINEGRO"
, empezó una campaña a través de las
redes sociales.
Cuatro años después la deuda millonaria del Gobierno de Río Negro con Sportlink se mantiene, y la empresa también pretende cobrarlo del Club Cipolletti, ya que a ellos le vendió su producto. Este conflicto impidió que el piso de La Visera tenga un normal mantenimiento. Lo que debe desembolsar la dirigencia para mantener el césped con el caucho original no es una cantidad despreciable. Soluciones caseras no fueron solución, la enfermería albinegra devoró planteles, no sólo en cantidad de lesiones, también prolongó tiempos de recuperación. 

El emblemático Cristian Martínez advertía desde Río Gallegos mientras Cipolletti abría sus puertas al sintético: "Acá es la única forma de tener césped, por las condiciones climáticas, pero en el Valle no es natural que existan, es una locura (...) El físico de los jugadores se destruye, sufren los tobillos, el tendón de Aquiles [Pinto], la espalda [Alecha], la rodilla [Lamolla]… Al jugador se le acorta la vida útil, eso es lo que dicen los profes. En Boca tenemos muchas lesiones por la cancha". Muy claro la 'Bruja' en el diario Río Negro.

Investigaciones científicas difieren sobre los efectos del sintético en las lesiones. Pero encontramos explicaciones a esto, y revelaciones que en estos días hacen mucho ruido, como ser: "Se observa un aumento del riesgo de lesiones musculares sobre césped natural. En cambio hay más posibilidades de sufrir lesiones en los ligamentos al jugar sobre césped artificial". Un estudio de traumatólogos de España alertó sobre el aumento de las lesiones en los tobillos con piso sintético, manteniendo la regularidad de la rodilla. 
 
Algunos mas, algunos menos, muchos jugadores se vieron afectados por el sintético. Llama la atención el buen nivel y la continuidad de Berra en Independiente. Sobre el sintético padeció lesiones, y dolores en los pies que lo llevaron a jugar con goma espuma bajo las suelas. Sebastián Busader en el diario Río Negro sacó a la luz lo que por bajo refunfuñaban los jugadores de Cipolletti cuando empezaron a caer como moscas. En esa época el cuerpo técnico había planteado toda una pretemporada en sintético para sacar ventaja, y la respuesta fue lapidaria: "dicen que sacamos ventaja porque entrenamos siempre acá, pero yo prefiero jugar 90' y no volver por varios meses". Otros jugadores han padecido el acortamiento de vida útil que señaló Martínez, como también su rendimiento.
Las empresas que venden el sintético se apoyan en la ventaja sobre las lesiones al no tener desniveles. Pero una investigación impulsada por la FIFA reconoce que trabajó sobre "césped artificial de última generación", como ser: "fibras sintéticas de 45 a 60 milímetros de altura, sobre las que se añade una base de arena de sílice y encima un granulado de caucho, quedando sin cubrir 1,5 centímetros de fibra sintética". A "primera pisada", se deduce que no es el césped de La Visera, que tiene aspecto de alfombra sin contemplarse el centimetro y medio libre. Salvo que el mantenimiento casero del caucho sea una explicación.
 
Entonces oficialmente no hay nada. Recurrimos a una fábrica de calzados que hizo una enumeración interesante de pisos y calzados. En resúmen, recomienda para aumentar el rendimiento y minimizar riesgos de lesiones, "suelas multitaco" para los pisos de última generación, y "suela rugosa" para los de primera generación. Traducción: recomiendan no usar tapones en La Visera.
 
Al respecto ya se había pronunciado aquella investigación de Busader hace dos años y medio. Repasamos:
"Adrián Martini es un kinesiólogo de Neuquén que trabajó durante la pretemporada en 'Cipo'. Su idea era investigar los efectos del sintético en el cuerpo de los jugadores, un estudio de campo que finalmente tituló "La adaptación como método preventivo en superficies de césped natural", y que ganó un premio nacional. (...) El análisis lo hizo sobre 20 jugadores de la liga Confluencia y 20 del Argentino A, y las conclusiones son interesantes: por ejemplo, el 66% de los futbolistas no sabían que existe un calzado especial para la superficie; ellos explicaron que sus desplazamientos son más lentos (por desconocimiento o temor a lesión); el 65% dijo que no les resultaba natural correr, saltar o girar y que el balón toma diferente velocidad y altura al picar que en césped natural. Por eso surgen los dolores lumbares, sobre todo en los volantes de mucho recorrido; los arqueros y marcadores centrales tiene problemas en cadera, espalda y rodillas, por los saltos constantes; y los delanteros sufren en el talón (le pasó a Alecha, quien dijo que le costó dos meses acabar con los dolores en general) y tobillos (Cisneros), por los giros y rotaciones permanente."
 
El sintético no es el principal responsable de las lesiones, siempre las hubo y en todos lados las hay. Pero como bien reconoció en LU19 el Dr. Olguín, actualmente trabajando en el plantel profesional, es un factor más. En este caso, ese factor enfureció a los hinchas por la caída de uno de los principales guerreros del plantel. ¿Habrá solución a corto o mediano plazo o es una utopía devolverle naturalidad al estadio de Cipolletti? Actuales dirigentes han reconocido públicamente que "no les gusta para nada el sintético".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.