PRODUCTOS OFICIALES DEL CLUB CIPOLLETTI

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Aquella costumbre de ganar de visitante

Toda la vida acompañó la gente de Cipolletti, y el plantel
tuvo etapas que transformó la emoción de seguir a Cipo
en triunfos inolvidables.
"Disfruten el día a día de estas rachas, no es normal ganar de visitante tan seguido, traer empates importantes y perder muy de vez en cuando...", la contundente voz del entonces entrenador Domingo Perilli se imponía en el jolgorio del vestuario albinegro un día de semana en La Visera. Ese equipo de Cipolletti batió dos récords de la historia del club: triunfos consecutivos y cantidad de victorias de visitante en una sola temporada. 
 
Hace exactamente seis años Cipolletti ganaba en Bahía Blanca, Puerto Madryn, Mar del Plata y Rafaela de manera consecutiva. Jamás antes y después en la historia profesional albinegra se dio una racha semejante. En el Regional 1980 y en el Nacional B 1998/99 había conseguido tres triunfos al hilo. Pero no fueron sólo esos cuatro partidos, sino un proceso de cuatro años donde ganar de visitante sólo se festejaba un poco más, y empatar se lamentaba como una derrota. ¿Cuál es la fórmula?


Los cuatro triunfos al hilo de octubre y noviembre de 2009 se dieron en el Argentino A, en la última temporada de un ciclo exitoso para la historia del club, que con un presupuesto bajísimo y una base estupenda de jugadores del club y refuerzos zonales logró el ascenso al Argentino A, donde peleó codo a codo e hizo transpirar billeteras gordas por un lugar en el Nacional B durante tres temporadas.
 
La racha de cuatro triunfos al hilo de visitante no fue una
alegría aislada.
Todo empezó en el Argentino B, Cipolletti salió campeón con triunfos en Roca, dos en Cutral Có (uno sólo con juveniles), Puerto Madryn y Trelew. Además no perdió en Roca, Rawson, Neuquén ni Mar del Plata. Las temporadas siguientes Cipo conseguiría triunfos en lugares donde el club jamás había ganado en su historia, como la provincia de Jujuy y la ciudad de La Plata, donde también con juveniles se impuso con goles de Franco Del Ciotto y Mario Avila en cancha de Cambaceres.
 
Como curiosidad, en los cuatro triunfos seguidos Cipolletti tuvo dos caídas atípicas en La Visera: 4 a 1 contra Huracán de Tres Arroyos (que tenía a Lamolla y Zbrun) y 5 a 4 contra el colista Juventud de Pergamino. El arquero Raúl Ruiz explicaba así el fenómeno por esos días: "Afuera nos salen a jugar, no se meten atrás. Somos un equipo de buen fútbol de a ratos, hemos tenidos tiempos buenos y muy malos, pero siempre hacemos goles". Jugar igual que en La Visera, probar al arco y con contundencia era clave para ellos.

Por aquellos años, ganar en Puerto Madryn, Arroyo Seco, y en la provincia de Buenos Aires (Bahía Blanca, Tres Arroyos y Lincoln) fue directamente una costumbre. Así lo reconocía el 'Maquina' Cid en Cipo Pasión Radio: "Antes empatabamos afuera y festejabamos como si hubiesemos ganado. Ahora empatamos en un viaje y nos volvemos amargados, por suerte nos acostumbramos a ganar de visitante, y eso lleva a que inconscientemente vayamos a buscar los tres puntos a todas las canchas". Inconscientemente viajar pensando en ganar, el factor psicológico se suma al secreto del éxito.


Empatar afuera no se festejaba como un triunfo, salvo en
Santiago del Estero contra Central Córdoba. Allí con el
empate Cipo se consagró ganador del Apertura 2009.
Miles de albinegros los esperarían en el Parque a las dos
de la mañana para festejar.
Los triunfos fuera de casa no fueron la única característica exitosa de aquel proceso. Por encima se destacó el debut en primera profesional de más de 20 jugadores surgidos de las divisiones formativas del Club Cipolletti, y la gran mayoría de ellos con un rodaje que les permitió a la posteridad vivir del fútbol, ya sea  en el albinegro como en otros clubes del ascenso y del fútbol internacional. Al club lo benefició su trabajo de raíz, al punto que con presupuestos básicos no necesitó contratar refuerzos caros para afianzarse en la categoría y dar pelea arriba.
 
 
En una fría noche de mayo en Paraná, el destino esquivo cerró un ciclo hermoso para la historia del club. Los jugadores del riñón se fueron y nadie les opuso demasiada resistencia. Se cambió el plantel y el cuerpo técnico sin mover la vara prespuestaria, y durante tres años el fútbol del club navegó demasiado cerca de un nuevo descenso al Argentino B. De a poco Cipo repuntó. Este año por fin está jugando cosas importantes nuevamente. Pero una herencia pesada viene de los años de transición, las victorias de visitante fueron dos en 2011 y 2012; y tres en 2013 y 2014. Este año van dos, en General Pico y en Neuquén.
 
El Federal A demostró ser un torneo muy parejo con clubes irregulares. Encontrar la manera de ser tan protagonista en casa como afuera, es la llave del reino de los ganadores.

Estadísticas gentileza de Juan Pablo Quintana, ligadeportivaconfluencia.blogspot.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.