miércoles, 15 de junio de 2016

A 30 años del ascenso al Nacional B

Un antes y un después. El tiempo le dio al 15 de junio de
1986 una dimensión histórica tan importante como el 19
de agosto de 1973. El nacimiento de otra era grandiosa.
Todo lo que pueda decir hoy, seguramente al hincha de Cipo que peina canas lo emocionará, al pibe le servirá para seguir entendiendo por qué Cipo es tan grande.

Vamos a coincidir que hay partidos que con el paso del tiempo se convierten en leyenda… la mayoría de ellos son finales… en una institución como Cipolletti la lista es larguísima.

Sin embargo el fútbol también tiene partidos que quedan guardados en la memoria futbolera aunque no sean el cotejo definitorio. El primero que se me viene a la cabeza (y sin ser tan original que digamos) es el de los goles de Diego a Inglaterra. Con esa sola frase alcanza, no es necesario contextualizarla, es redundante decir que fue en el Mundial de México 86 por los cuartos de final.

Y si bien ese partido no fue la final, no fue el cotejo definitorio… quedó gravado en la memoria del hincha como un partido clave.

Algo similar sucede con la victoria de Cipo ante Independiente de Neuquén en La Visera por el pase al Nacional B. Muchos creen que ese fue el partido definitorio, el que le dio el pasaporte a ser el único regional en jugar la máxima categoría de ascenso. Pero no fue así.

Dicen las estadísticas que la historia comenzó el uno de julio del 86 en la vieja cancha de Independiente de Neuquén cuando el Rojo se impuso por 2 a 1 con un doblete de Escudero. Ballejo el gol de Cipo.

Lo que no dicen las estadísticas es que la historia comenzó mucho antes, en la sede de la Liga Deportiva Confluencia cuando se definió que sea Cipo el que juegue ese partido y no Deportivo Roca (el otro interesado). Dicen que el delegado roquense, un tal Pablo Verani, volvió esa noche bien entrada la madrugada con una bronca infernal. Néstor "Kitty” García había ganado la pulseada.

Del otro lado del puente había resuelto jugar un minitorneo donde el Rojo superó a la fusión zapalina entre Union-Don Bosco, Alianza de Cutral Co y Plaza Huincul.

La derrota por 2 a 1 en el partido de ida no parecía imposible de dar vuelta en casa pero la historia comenzó complicada. Eduardo Sánchez a los 15 minutos puso en ventaja al Rojo y así se fueron al descanso. En el complemento Juan Manuel Sotelo igualó y cuando se moría el partido Francisco Cardillo cobró un dudoso penal para el Albinegro. Dicen los que estuvieron en la cancha que el penal fue un poquito más dudoso que la mano del peruano Ruidíaz anoche ante Brasil. Ballejo tomó la pelota y le dio la victoria a Cipo.

Yorno; Dieguez, D´Angelo, Solari y Fernández; Rafael Zuviría, Juan Strak, Juan Manuel Sotelo y Adolfo Bastía; Miguel Ballejo y Daniel Pérez fueron los once que Alberto Rendo mandó a la cancha aquella jornada memorable.

Una semana más tarde, esto es, el 15 de junio se volvieron a ver las caras en el Luis Maiolino de General Roca y allí Cipo goleó 3 a 0. ¿Partido fácil? Ni ahí… Ballejo a las 36 marcó el primero y recién a los 41 del complemento y de penal a través de D ´Angelo llegó el segundo, el tercero fue a los 45 de Sotelo.

Fue el inicio de una experiencia tremenda de Cipo en el Nacional B. A ese equipo se le debe un pedazo grande de gloria albinegra.

Se ha relatado la historia según los textos de la época, los analistas podrán afirmar o desmentir lo que para nosotros fue una epopeya fantástica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 15ta. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.