martes, 21 de junio de 2016

El karma del mercado


El mercado de pases es una suerte de laberinto indescifrable en Cipolletti. Es más, se trata del talón de Aquiles de una dirigencia ordenada y amante de la previsibilidad, cualidades infrecuentes en el fútbol argentino, y más en el ámbito federal.


La lista de refuerzos con paso frustrado es más extensa que la de aquellos que estuvieron a la altura de las expectativas. Y en el pasado mediato e inmediato, tres casos sobresalen, todos karmas de los actuales dirigentes: Matías Urbano, su tocayo Zbrun y Cristian Taborda. Todos los hinchas de Cipolletti conocen las tres historias, pero para los desprevenidos es buenos recordar que el regreso del Pescadito siempre se vio como un sueño por cumplir, y que tanto Zbrun como Taborda eran artilleros que de sufrirlos, se transformaron en deseables.

Ninguno anduvo. Urbano terminó de suplente con Perilli como técnico, jugó Argentino B en Córdoba y ahora está en Santa Fe. Lo de Taborda es conocido, pero la novedad del caso es que pidió más dinero para seguir (tiene contrato hasta diciembre) y mejores condiciones habitacionales. Zbrun llegó hace dos temporadas para “romperla”, con unos pergaminos envidiables, pero pasó más tiempo lesionado que en cancha. Claro, se fue de Cipolletti y en Sunchales revivió su hambre de gol.

Convertir una incorporación en refuerzo, que hagan ese salto cualitativo, que se vuelven indiscutibles y diferentes para el equipo, no es sencillo. Son muchas las variables que entran en escena. Algunos hablan del azar, aunque la realidad es que juega poco. Sí es cierto que los “detalles” son sustanciales. Detalles que a veces son más que eso.

Zbrun, para el caso, llegó descompensado muscularmente a Cipolletti y el sintético lo confinó a una camilla kinesiológica. No arregló la continuidad por una pequeña diferencia económica, se quedó Vera y llegó Taborda. En Sunchales, Zbrun estuvo en forma y se transformó no sólo en uno de los goleadores de la categoría, también recuperó su cotización. Hoy el cuerpo técnico del Ruso Homann lo quiere de regreso, pero todo depende del dinero (está también en tratativas con Deportivo Madryn). Si no es el rubio, irán por Albarracín. Otro con el que negocian es Lucas Argüello, un centeariense que juega de volante central, hizo inferiores en la CAI y viene de descender con Juventud de San Luis. “Juega bárbaro”, aseguran quienes lo han visto.

¿Y el Mono Taborda? Hay quienes creen que las nuevas peticiones del delantero tienen que ver con una jugada para conseguir salir de un Cipolletti donde nunca se sintió cómodo.

Igual, las fuentes consultadas juran que la dirigencia se pondrá firme con el cumplimiento de los contratos de aquellos jugadores que son del agrado para seguir como base. No volverán a soportar situaciones como la salida de Matías Sosa (al que Cipolletti recuperó futbolísticamente), que volvió de Brasil y aún tiene contrato con el albinegro.

Aquí entra el caso de Marcos Lamolla. El “6” tiene vínculo con Cipolletti pero también creería que su ciclo está cumplido. Claro, la dirigencia ya le hizo saber que si desea partir, tendrá que dejar dinero. Hay ofertas de otros clubes, pero aquí no ven con buenos ojos desprenderse de un jugador que más allá de algunas expulsiones y lesiones, cada vez que entró a la cancha fue más que clave.

¿Y César Medina? Está en carpeta pero por ahora es caro para la dirigencia. Igual, no lo descartan. Hay hinchas que piden su retorno y entienden que el esfuerzo económico valdría la pena, aunque los que comandan el fútbol albinegro ya entendieron que ningún jugador viene con un seguro de buen rendimiento.

Eso pesa demasiado en Cipolletti. El karma del mercado. El dinero no falta y en eso Cipolletti es una “rara avis” del Federal A. Pero ni siquiera Medina y Hugo Prieto (estaría más cerca de arreglar), dos de los últimos campeones, integrantes de un plantel que brindó muchas satisfacciones, jugadores con temple ya probado, son garantía de acierto.

¿Por qué es tan difícil de acertar? Porque no sólo entran en juego las virtudes futbolísticas de los potenciales refuerzos y su actualidad. Porque no siempre lo más caro del mercado es sinónimo de éxito, lo colectivo domina y lo físico-anímico determina. Puede haber dinero para lo deseado y “buen ojo” en la elección, pero ni siquiera eso alcanza. Sin dejar de recordar que los malos antecedentes pesan demasiado.

Para edulcorar tanto pesimismo es bueno recordar que varios de las últimas incorporaciones llegaron a ser refuerzos en ciertos momentos (Caprio, Lamolla, Seguel, Gaitán, Weinner), aunque pocas veces coincidieron en tiempo y espacio en el pico de performance. Por eso, y por la falta de goles, la frustración del torneo pasado. Se verá cómo decantará para el albinegro este nuevo mercado, aunque no hay que olvidar que al cuerpo técnico le interesa apostar por la “cantera”. Y es bueno que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.