domingo, 18 de septiembre de 2016

Candidato hay que serlo y parecerlo

Cabezas gachas. Cipo jugó muy mal y cayó en
La Visera. [Ver + Fotos]
  • Por Lalo Brodi, especial para Cipo Pasión.
Para tratar de entender que pasó con Cipo, creo que lo primero que deberíamos hacer será abstraernos del resultado, porque esto terminará entendiéndose por decantación.

De ninguna manera cabe en estas circunstancias dejar en claro que “hubo entrega”, “el equipo dejó todo en la cancha” o “nunca bajamos los brazos”, porque son hechos que sólo explican parte de la función que debe cumplir un jugador en un partido pero que en todo caso se completará sólo un ítem de los varios que componen el funcionamiento como equipo.

Y el equipo no funcionó. Creó poco, marcó mal y nunca pudo entender el partido. Por lo tanto para que ese cartel de candidato que le cuelgan torneo tras torneo se pueda lucir, lo primero que habrá que poner en la cancha será una propuesta seria. Porque si en realidad me quieren hacer entender que la manera de encarar el torneo será jugando así, deberíamos ser sumamente optimistas para creer que las aspiraciones puedan estar fundadas.

Desde lo colectivo la propuesta fue nula para la creación, escasa para quitarse la pegajosa marca que el rival propuso en el medio, serios problemas defensivos que desnudaron las limitaciones en la marca especialmente en pelota parada y sin entender en ningún momento del encuentro la oferta de salida por los elementos menos dúctiles para que termine dividida.

Jara, para reír y llorar. [Ver + Fotos]
Pero para ser concretos a esta actuación hay que ponerle nombres con la salvedad que podría –ojalá- tratarse de una mala tarde y no del rendimiento que se deba esperar de ellos, aunque en algunos casos confieso tener mis dudas.

El buen aporte de Mellado como siempre con su tarea incansable en la marca, algunas apariciones de Weiner y algo de Medina tapando agujeros, poco pudieron hacer ante un mar de sinsentidos.

Seguel y Jara tuvieron una tardecita de aquellas. El primero perdiendo todos y cada uno de los mano a mano que le propuso Zárate, quien a mi entender junto con Formigo fueron los mejores del encuentro y abusando de los pelotazos sin destino. El lateral es de aquellos jugadores que nos hacen reír y llorar por partes iguales. A una pérdida infantil de pelota le agrega un cabezazo para igualar el partido. Un penal propio de un principiante que obnubilado por mirar la pelota se olvida del jugador para darle de lleno con el botín en la cara. Otro gol llegando desde arriba y sobre el final a poco estuvo de llegar a la igualdad. Sin embargo, lejos está de dar garantías.

Para terminar lo que se podría definir como un análisis de la línea de cuatro, uno de los habituales rendidores parejos, Pinto, desnudó la falta de ritmo de partidos y su aporte apenas fue discreto además de haber jugado gratis gran parte del partido después de haberle pisado la cabeza a Zárate y ni siquiera ser amonestado.

Sólo las pelotas paradas le dieron goles y chances a
Cipo. [Ver + Fotos]
Poco, excepto un soberbio tiro libre que dio en el travesaño, aportó Maxi Carrasco. Su colaboración consistió en la de ser un par de piernas más enredadas la maraña de piernas que propuso Villa Mitre en el medio. Se imponía su salida anticipada.

Su socio Giménez está lejos de ser un refuerzo que contribuya a levantar el nivel del equipo. Empecinado en la individual y pegando más de lo aconsejable estuvo lejos de aportar experiencia para que los más jóvenes entiendan los momentos de un partido.

Poco pudo aportar Taborda más que luchar contra dos centrales, especialmente el primer marcador, que no le dieron muchas posibilidades de actuar. En realidad, muchas menos le dieron sus propios compañeros que poco hicieron para que el "Mono" se luzca con alguna chance concreta.

Y dejo el final para quien para mí es, potencialmente, el mejor jugador del equipo, el "Coco" Gaitán. Debería ser, sin dudas, la manija del equipo. Todo ataque que se jacte de prolijo debería pasar por sus pies. Para eso deberá necesariamente ocurrir que se lo hagan entender, pero fundamentalmente, que él mismo se lo crea. Que comprenda que de su manejo, gambeta e inteligencia, debe nacer el Cipolletti que pretenda jugar buen fútbol. Esto, claro está, suponiendo que Cipo quiera jugar a algo más o menos parecido a lo que se señala.

Villa Mitre tuvo orden, lectura y contundencia.
Todo lo que le faltó a Cipolletti. [Ver + Fotos]
Y menciono esto porque no deja de sorprender el primer cambio. Con Cipolletti en desventaja el "Ruso" propone el primer cambio. Salta desde el banco Sosa por lo que fue de imaginar que la salida podría ser de Carrasco cuando no de un defensor, para que el neuquino con se junte con Gaitán para elaborar algo de fútbol y dejar de depender de pelotazos o alguna iluminación de Weiner. Pero no. Salió el "Coco" por lo que era de imaginar poco podría modificarse.

Desde lo individual está claro que el rendimiento distó mucho de ser medianamente satisfactorio. Pero el problema principal es el funcionamiento. Es probable que muchas veces un equipo que tiene un sistema de juego no encuentre los caminos intentándolo una y otra vez. Pero siempre fiel a lo que tiene como objetivo. El problema es cuando dos juegan a pasársela por abajo, y nueve al pelotazo sin sentido, a dividir, como método y no como variante.

Abstraerse del resultado, esa es la cuestión. Porque jugando así, no hace falta averiguarlo. Está cantado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.