martes, 22 de noviembre de 2016

Buen fútbol en Ruso se dice: Strak

Foto: El Valle Futbolero.
Ya comenzamos la cuenta regresiva para el Mundial de Rusia 2018 y más allá de los ahorros correspondientes de a poquito vamos averiguando algunas palabritas: Hola se dice “priviet”; permiso, “rasishenie” y “buen fútbol”, Strak…

A mediados de 2001 mientras De La Rua estaba haciendo estragos, el Diario Olé sacó a la venta seis libros (tipo enciclopedias o diccionarios) que contenían la historia del Ascenso del fútbol de la Argentina. Con mi hermano mayor hicimos malabares y logramos comprarlos a todos. Cuando hoy tomé el número seis que contenía de la S a la Z y busqué rápidamente Strak en mi cara se dibujó una sonrisa, decía textualmente “prócer del fútbol rionegrino”. Toda una definición.

El querido “ruso” Juan Enrique Strak llegó a este mundo el 19 de abril de 1949 y créame que vino a cambiar el mundo, por lo menos para la historia futbolera de la región (que no es poca cosa). Luego de pasar por Huracán de Bahía Blanca lo capturó Atlético Regina, y Cipolletti lo sufrió, porque el Albo llegó a Primera luego de ganar el Regional 74. Pero Dios tiene sus designios y el año 1975 fue el de la llegada del “Ruso” a Cipolletti. Como para arrancar lo metió en Primera por segunda vez en su historia y el romance entre el “Ruso” y la camiseta albinegra se hizo eterno.

Se cansó de festejar títulos, de jugar partidos memorables, se dio el lujo de defender la camiseta de Cipo en casi 40 partidos en Primera y hasta hizo un gol.

Indagando en la historia del Albinegro indefectiblemente me choqué con su nombre y su constancia. La primera vez que lo vi fue en la cancha (¿en qué otro lugar podría ser?), yo trabajaba de notero a nivel campo de juego para LU 19, lo saludé, le hice alguna pregunta de ocasión y se lo pasé a Lalo Brondi que se hizo una panzada con la nota… claro, él lo vio jugar, yo simplemente me limité a disfrutar de la charla. Algo que siempre me sorprendió que a todos a los que les hablaba del “Ruso” le comenzaban a brillar un poco los ojos. Eso se llama admiración pura.

Juan Enrique Strak jugaba en cualquier puesto del medio, durante mucho tiempo lo hizo de volante central pero también fue enganche. Tenía la cancha en la cabeza, manejaba los tiempos y se hacía respetar mucho. Ganó y perdió pero siempre fue al frente y dejó una huella imborrable. Su despliegue e inteligencia lo caracterizaron siempre. Dicen que por donde pasaba el “Ruso”, el césped sólo crecía para verlo jugar.

Una noche el mítico Cosmos de un tal Franz Beckenbauer se presentó en la Visera de cemento. Era un amistoso, era una fiesta pero a los cracks no le vengan con sensiblerías. Salió a jugar con los dientes apretados (como siempre) y la dejó así de chiquitita. Esa noche el Cosmos de Estados Unidos ganó sobre el final y se pegó un susto importante. Hay gente que me asegura que fue el mejor partido del “Ruso”.

Cruza la mitad de la cancha con pelota dominada, Juan Enrique Strak… ahí va la elegancia, ahí va la magia, ahí va una gloria del fútbol regional… ahí va un buen tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 15ta. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.