martes, 1 de noviembre de 2016

No se ve tierra en el horizonte

Cada vez que empieza una temporada, el hincha, el futbolero, el que tacha los días esperando que juegue su equipo empieza a especular, a soñar con ascender, a que este año sí se le tiene que dar… y está muy bien, el hincha tiene derecho y ejerce de él. Es en esa marea de optimismo que por unos segundos siente la encarnación de Pitágoras y calcula cuántos puntos tiene que sacar para pasar de fase.


Comienza a hacer cuentas en el aire (ya acostumbrado a calcular rápido porque lo hace todos los meses cuando cobra el sueldo y lo estira como chicle para llegar... aunque en los últimos meses cada vez cuesta más). Lo primero que sale de su boca es “ganando todos los partidos de local y arañando algunos de visitante tendríamos que pasar tranquilos…”

Si a ese hincha al finalizar la mitad del torneo, acá en el medio del río como estamos, le decimos que Cipo ha sumado dos victorias y dos empates como visitante indefectiblemente se le dibujará una sonrisa; pero si tras cartón le decimos que de local ha sacado cinco sobre quince puntos posibles el panorama es otro.

Es verdad que desde los números no es para agarrarse la cabeza pero sí para preocuparse. Debe ser entendido como un llamado de atención, una pequeña luz de emergencia, si quiere una luz amarilla fuerte (nunca naranja).

Desde lo futbolístico el problema es aún mayor. Cipo no jugó bien en ninguna de sus presentaciones en La Visera, ni siquiera cuando goleó a Roca en la fecha inaugural. Si a eso le sumamos que en los otros tres partidos arrancó perdiendo por “distracciones”, la cuestión se complejiza mucho. Que los visitantes van a defenderse acumulando gente en su propia área aprovechando las dimensiones del estadio y dejarán a un solo punta para alguna contra esporádica es muy obvio pero parece que Lacán tenía razón al asegurar que lo obvio suele pasar desapercibido, precisamente por obvio…

Como dije en la columna anterior es el propio Albinegro el que debe encontrar argumentos para superar el planteo del rival, porque esta es “tu” cancha y en ella debés potenciar tu virtudes… la otra opción es ir a jugar todos los partidos a la cancha de San Lorenzo que es muy ancha y allí los equipos no van a poder meterse atrás…

¿Cuántas veces desbordó, llegó al fondo y pudo mandar un centro como la gente? ¿Cuántas veces pudo sacarle “jugo” a las pelotas paradas? ¿Cuántas veces pudo hilvanar una jugada que arrancara aplausos desde los tres costados? ¿Cuántos “huuu” despertó durante el partido? Pocos, muy pocos… ¿Cuántas veces pudo filtrar un pase entre líneas? El domingo, una… y fue gol…

En la mitad del torneo me cuesta verle identidad al equipo, es difícil definir claramente a qué juega Cipolletti. Será por el nerviosismo, por estar en desventaja, por jugar siempre con una buena cantidad de público pero indefectiblemente se termina tirando pelotazos a ver qué puede hacer Taborda o los de arriba. Tampoco el Ruso ha encontrado en el banco recambios que le cambien la cara al equipo (más allá de que la primera pelota que tocó Sosa ilusionó a todos porque fue el empate, pero después desapareció). Si el mejor sigue siendo Germán Weiner es un llamado de atención para los refuerzos, que no han podido cumplir con la función de reforzar al equipo. De esto obviamente también son responsables dirigentes y cuerpo técnico.

Estos equipos se han enfrentado en las últimas temporadas y todavía faltan dos ruedas más. Está más que claro que a Cipolletti le han encontrado la mano en la Visera, será el Albinegro el que deberá ser inteligente para superar a sus rivales. No nos olvidemos que en el Argentino B, Cipo se cansó de hacer una jugada preparada de lateral ¿se acuerdan? Muchas veces salió, otras no… pero salió perfecto en el partido de vuelta de la final ante Racing de Olavarría y terminó en gol.

En lo que va del campeonato la palabra regularidad no aparece en el diccionario albinegro. Es verdad que todavía queda un camino por recorrer y mucho por mejorar. Estamos en la mitad de la primera parte de un torneo largo, en el horizonte todavía no se ve tierra, si se mejoran algunas cuestiones iremos por el camino correcto, por eso hay que preocuparse y ocuparse por esta floja campaña como local, ajustar alguna clavijas y seguir nadando por el camino correcto para llegar a tierra firme. Esa tierra firme que tiene un cartel hermoso que dice “Bienvenido a la Primera B Nacional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.