miércoles, 27 de febrero de 2013

Confesiones de Domingo Perilli

QUIERO SER EL FERGUSON DE CIPOLLETTI (medio en broma medio en serio). Estar muchos años más en el club, tomar las riendas de todo el fútbol albinegro, ser la cabeza de un proyecto a largo plazo que transforme a la entidad en una fábrica de jugadores. Desde la semana que viene soy el director técnico, pero más adelante podría transformarme en manager o técnico-coordinador. No lo sé. Los objetivos cambiaron. Me llamó la atención que las buenas campañas en Cipo no eran compensadas con ofrecimientos desde clubes de la segunda división. No lo entendía. Pero ahora no me interesa.

TENIA GANAS DE ESTAR en el fútbol de club y los dirigentes quieren que esté. No hablamos de dinero, pero le pedí a la subcomisión de fútbol profundizar sobre el futuro deportivo después de los últimos diez partidos de la temporada. Ojalá tengamos la chance de hacerlo en el Undecagonal, por la expectativa y la motivación que eso genera en todos, pero hay que pensar de manera más abarcativa.

Ídolo como jugador y campeón como técnico, 'Mingo'
afronta su tercer ciclo dirigiendo al Capataz de la Patagonia.
ENCONTRÉ TRANQUILIDAD EN MI VIDA, creo que encontré a la mujer, y quiero quedarme en Cipolletti hoy. No aceptaría dirigir ningún equipo de la B Nacional, porque mis objetivos son otros. Tengo ambiciones como entrenador, pero mi vida está en esta ciudad.

MIS GRANDES AMBICIONES pasan por lo deportivo y no por ganar dinero. Si hubiese querido ganar dinero en estos años, me hubiese hecho representante. Creo que con los dirigentes que hay en el club y el recurso humano que existe se puede armar un buen proyecto en inferiores, de base. En eso me quiero involucrar.

LO IDEAL PARA ESTE PROYECTO sería que nos clasifiquemos, ganar en San Luis, porque eso te da la tranquilidad de que te quedás un año más en la categoría, y después ves para lo que estás. Si jugás la Reválida, tenés un poco la soga en el cuello. Igual, creo que el desafío es hacer mucho de lo que hicimos con el gerenciamiento (reclutamiento de jugadores, organizar el fútbol amateur, darle buenas condiciones de entrenamiento) y completar el trabajo con contactos para vender, o que tus jugadores puedan jugar Argentino A sin problemas. A escala, tratar de trabajar lo más parecido posible a la Primera. No existe el dinero, pero sí el recurso humano.

AHORA LOS DIRIGENTES SON MUCHOS, son hinchas de Cipolletti, están comprometidos, no tienen apetencias políticas, gestionan y lograron transparencia. En ese marco, se pueden construir cosas muy positivas. Acá lo mejor que pueden hacer es apostar y potenciar las inferiores.

ANTES ERAN MUY POCOS los que trabajaban. Querían al club y le ponían el cuerpo, pero estaban muy pendientes del Argentino A. En Cipolletti todos nos habíamos acostumbrado a jugar cosas importantes y hoy nos damos cuenta que no era tan sencillo. Por eso, no hay que fallar en ser serios, prolijos y tener objetivos claros.

Piloto de tormentas, es la segunda vez que
Perilli asume sobre el final y cerca del
descenso. Pero piensa a largo plazo.
SI CIPOLLETTI LE GANA a Juventud, los jugadores van a querer venir entrenando en el colectivo, y si no es así vamos a tener que juntarnos todos y empezar de nuevo a luchar para no descender, ya que la lucha ahí abajo está muy apretada.

TENGO MAS COSAS PARA PERDER QUE PARA GANAR al haber tomado las riendas del equipo en estas circunstancias. Nunca le di demasiada importancia a las motivaciones y los grupos humanos. Tampoco al dinero. Creo que en este momento los jugadores deben mirarse a la cara, olvidar quién es el DT, y pasarse la pelota entre ellos. Porque acá hay una sola realidad: sólo los jugadores pueden sacar a Cipolletti de esta situación. Muchos podemos ayudar, pero ellos son los actores principales. Por eso, tienen que poner la mejor parte de cada uno en beneficio del conjunto.

CUANDO ARRANCÓ LA TEMPORADA temporada yo pensaba que estando en zona de clasificación era una buena campaña. El tema es que hace un mes se pensaba que el pase se lograba dos fechas antes, y hoy te toca otra realidad. Creo que si el andar hubiese sido más normal (no ganar tanto de local, pero tampoco perder tanto de visitante), Rogger Morales hoy seguiría siendo el técnico. Pero el fútbol es así... Por eso siempre le digo a los dirigentes lo mismo: hay que ser cautos con el mensaje, decir la realidad.

MI ESENCIA NO CAMBIÓ, aunque las prioridades son otras. Ya no respiro solamente del fútbol. Indiferente durante casi toda su vida a la fe religiosa, hace unos meses concurro a una parroquia local y juro que la espiritualidad me dio un lugar donde descansar. Cuando salgo de ahí me siento mejor.

SOY UN TIPO MAS TRANQUILO. Estos años sin dirigir me sirvieron para entender que el fútbol no es de vida o muerte. En los ciclos anteriores, cuando perdíamos pensaba que todo el mundo me odiaba, que los hinchas andaban amargados toda la semana porque a mí me pasaba. Y con el tiempo entendí que la gente sigue con su vida, que se amarga el lunes pero luego hay problemas más importantes. Desde ya, a esta profesión hay que ponerle responsabilidad y amor, pero la locura no es bueno, no hay que confundir. Es un trabajo de sufrimiento, incertidumbre y mucho vértigo, pero esta vez voy a tratar de que la vida no se me transforme en un infierno por el fútbol.
Fuentes: Río Negro y La Mañana Cipolletti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.