PRODUCTOS OFICIALES DEL CLUB CIPOLLETTI

martes, 12 de marzo de 2013

Confesiones de Hugo Prieto

YO VIVIA EN BARRIO NORTE en mi ciudad (Allen), a dos cuadras de la cancha de Alto Valle. Ahí vivía yo, y al lado de mi casa había un potrero. Y de ahí desde los 4 o 5 años de edad que yo me acuerdo me pasaban a buscar los mas grandes, chicos de 15 años, a jugar al fútbol.

EL GRAN RESPONSABLE de que sea futbolista es mi papá. Desde los 13 hasta los 15 años estuve solo en Rosario jugando y viviendo en las inferiores de Newell’s. En dos años vi a mi viejo cuatro veces, iba a la cancha, era alcanzapelotas, ahí mi cabeza creo que se metió de lleno en ser futbolista, esas cosas te dan ganas de seguir. Pero me tuve que volver porque mi papá no podía pagar la pensión.

VIVIA CON PONZIO en la pensión de Newell’s, con Paulo Rosales con quien tengo contacto todavía, Mauro Rosales, el arquero Luciano Palos, éramos como 45 en esa pensión. En el Argentino A me fui cruzando con varios ex compañeros de pensión en todo el país.

RIVER HIZO UNA PRUEBA en Allen, yo estaba jugando en Unión Alem Progresista, y quedé seleccionado para probarme en Buenos Aires. En la prueba esa estaba Germán (Alecha), y estaba el que quedó que fue Leo Bardeggia. Tuve una buena práctica y lamentablemente no quedé, pero ahí ‘Mingo’ (Perilli) me vio. Volví a Unión a jugar primera local, y cuando jugué contra Cipolletti Claudio Sícolo me vio y me pidió que venga a Cipolletti.

Épocas de gloria, Hugo Prieto era el jugador del pueblo
albinegro. Fue clave en el ascenso al Argentino A.
TRABAJABA OCHO HORAS por día en un supermercado, no tenía horarios ni manera de venir a entrenar. Me acomodé los horarios y me venía a entrenar a Cipolletti en La Falda. Entrené, así estuve dos o tres meses, jugué la primera local y salí goleador. Eso fue en julio de 2004, y en diciembre me cita ‘Mingo’ para jugar el Torneo Argentino A.

HICIMOS LA PRETEMPORADA acá en la pensión, estaba con ‘Lenteja’ Muñoz, el ‘Negro’ Ancatén, todos esos chicos. Ahí empecé a jugar Argentino A, y me empezó a llevar al banco ‘Mingo’.

YA NO PODÍA HACER las dos cosas, faltaba a trabajar, llegaba tarde a entrenar, y me dieron a elegir entre el trabajo y el fútbol. El club no me quería pagar porque no tenía plata, pero por suerte apareció Luis Boschi, soy un eterno agradecido de Luis, porque me dijo que me igualaba lo que me pagaban en el supermercado para que siga jugando en Cipo. Hoy soy futbolista gracias a él.

DESPUÉS FUI A PRÉSTAMO a Alianza, nos cedieron con Bruno (Weisser) porque había muchos delanteros, y no estuvimos el año que Cipolletti se fue al descenso. En Alianza estuvimos ahí nomás del ascenso, perdimos la final contra Rivadavia de Lincoln.

EN CUTRAL CÓ DEJÉ muchos amigos, mucha gente que me apoyó. Imaginate lo importante que es ese apoyo, porque yo llegué de Cipolletti donde tenía todo, toda la ropa para entrenar, porque es el club más grande de la región. Llegué a Alianza y tenía que llevarme un pantalón corto y unas medias para entrenar.

CON BRUNO VIVÍAMOS en Cutral Co pero viajábamos también. Por ahí Bruno estudiaba entonces viajaba todos los días, y yo viajaba dos o tres veces por semana. Muchas veces no teníamos agua, fue durísimo, pero así y todo hicimos una buena campaña, la gente nos quería, y llegamos a la final.

Su espina fue no ascender al Nacional B
con Cipolletti, asegura que juegan diez
veces más y no pierden contra Patronato.
EN EL ARGENTINO B en Cipolletti, ya volví de Cutral Co con mucho más roce y perspectiva de ser titular. Peleamos el puesto con Brunito, pero sanamente. ‘Mingo’ se sorprendía porque nos alentábamos mutuamente cuando uno reemplazaba al otro sabiendo que competíamos el puesto.

CUANDO SALIMOS CAMPEONES fue increíble. Ahora nos juntamos a comer asado con ‘Dani’ Carou y el ‘Loco’ Padua y decimos ¡qué lindo que fue ese campeonato, las cosas que logramos! Si te pones a pensar no perdíamos nunca, todos los viajes eran alegres, son cosas que hasta hoy no se han repetido.

DESPUÉS LOGRAMOS MUCHAS cosas en el Argentino A también, ganamos en lugares donde Cipolletti nunca había ganado, conseguimos récord de victorias de visitante. Ese equipo contagió a la gente y la convocó, con lo que está costando ahora.

YO ME TOMABA EL KO KO para ir a jugar los partidos, porque no concentrábamos mucho. Me bajaba del colectivo y caminaba desde ahí, donde se juntan los chicos frente a la Shell, caminaba todo eso y me gustaba. En el Ko Ko viajaba con gente que iba a ver el partido, eso para mi era mejor a que mi papá me traiga hasta la puerta.

ME PONE LA PIEL de gallina recordar ese tiempo, entrabamos a la cancha, íbamos a entrenar, viajábamos de visitante, y siempre sentíamos que la gente nos apoyaba. Era tan lindo.

YO NO SOY UN EJEMPLO para nada, ‘Mingo’ y Lorenzo (Frutos) nos metieron en la cabeza que seamos responsables, yo por ahí llegaba tarde. Pero ellos siempre estaban encima como padres: “no hagas esto”, “no tenes que hacer aquello”, son mas o menos los que me educaron. Por eso tengo un gran respeto hacia ‘Mingo’, hacia Serenelli, los utileros ‘Miguelón’ y ‘Yayo’, con todos ellos mantengo el contacto, y cuando vengo acá vengo a visitarlos si puedo.

PARA ASCENDER SÓLO nos faltó suerte, porque en Patronato creo que jugamos diez veces más y no lo perdemos a ese partido. No lo merecimos perder, ni aunque nos metan un gol más, pero fue justo la última jugada y con ese penal.

DE AHÍ SALIA EL CAMPEÓN aunque era una semifinal. Más contra Santamarina que los teníamos de hijo. En Boca Unidos me crucé con chicos de Santamarina, Emanuel Giménez el “5” y Nahuel Santos el de pelo largo, y me decían “nosotros rogábamos que no pase Cipolletti, y es más, festejamos el gol de penal”. Ellos ya estaban concentrados y no querían jugar contra Cipolletti. Muchos rogaban que nosotros no ganemos, eso ya te da la importancia de lo bien que estábamos jugando, lo bien y confiados que estábamos.

Golazo en Boca Unidos, el Nacional B es lo más
exigente y lo que más le gustó de las categorías
donde jugó.
EN EL CLUB CIPOLLETTI tengo muchos amigos, y uno es ‘Mauri’ Serenelli, es el mejor profe de todos. En la pretemporada nos decía “puteenme ahora”, estábamos quince días puteándolo pobre Mauri. Es un genio, es uno de los responsables de todo lo que logramos, no logramos el ascenso al Nacional B pero logramos muchas cosas.

EL ÚLTIMO NOS MATABA, era un karma para nosotros, son partidos chivos, el Argentino A tiene eso, te hacen un gol y es difícil entrarles para hacer otro gol. Juventud de Pergamino y Real Arroyo Seco nos complicaban muchísimo cuando nosotros peleábamos el ascenso.

SÓLO EN CIPOLLETTI he vivido lo lindo de jugar con una hinchada seguidora que te apoya siempre. También en Juventud Antoniana que son muy apasionados pero en los viajes no se ve mucha gente. Yo me acuerdo cuando viajábamos con Cipo que la gente pasaba por el hotel a alentarnos, eso nunca más lo viví.

GRITABA LOS GOLES CON LA GENTE por la hinchada, que siempre grita, te alienta y te apoya de local y de visitante. Eso te hace sentir fuerte, y yo tenía el impulso de gritar los goles con la gente.

TUVE UN 2012 MUY POSITIVO, muy lindo, empecé en Salta este año, en Juventud Antoniana. Y después me llamaron para irme a Ecuador. Viví esa experiencia linda de salir del país, jugar en una primera división, un fin de año muy feliz para quien trabaja de esto.

LO MAS DIFICIL ES EL NACIONAL B de todo lo que me ha tocado jugar. El Torneo Argentino A sigue siendo también muy difícil, y el fútbol ecuatoriano, pese a que jugué en primera división, no tiene el roce del Argentino A, no tiene la presión de la hinchada que tienen algunas canchas. En ese sentido me gustó mucho el Nacional B.

La rompió en Ecuador, y desde Salta apunta a volver a
la primera división de otro país.
ME GUSTARÍA VOLVER a jugar en el exterior para seguir haciendo experiencia. Pero si me tengo que quedar en el país, me quedo nomás, como ya estuve en Corrientes y en Salta donde también además de la experiencia sumé amistades.

NO ES IMPOSIBLE que vuelva a Cipolletti. Hace poco hablé con un chico que está en la comisión y con Chemi. Les dije que no es que yo no quiera volver a Cipolletti, mi expectativa es estar afuera. Si sale algún equipo de primera división de afuera y Nacional B son las prioridades, pero ni siquiera hablamos de plata.

ESTE DONDE ESTÉ, en el exterior o en otra provincia siempre entro al facebook y a la página de Cipo Pasión, desde mi computadora, estoy a full siempre con Cipolletti.

SOY UN AGRADECIDO también de Cipo Pasión, para mí es un gusto participar en lo que pueda, con notas a la página o la radio, para ayudarlos en las cosas que hacen. Los he visto en todos lados, son hinchas a muerte, y sobre todo son buena gente. El apoyo de Cipo Pasión diciendo que la gente no tiene que ser mala, que no tienen que putear a los pibes, eso es bueno. La gente se tendría que contagiar de eso.

MIS GANAS SON de volver a Cipolletti algún día. Por ahí voy a la cancha, veo a mis amigos ahí en La Visera. Y siempre mis ganas son de volver al club.

1 comentario:

  1. hugo son un grande que grande un moustroooo groso volve a cipo soy seba aguirre

    ResponderEliminar

CIPOPASION.COM - 17ma. TEMPORADA JUNTO AL CLUB CIPOLLETTI | fb.com/cipopasion | inst: @cipopasion | @cipopasionweb | Cipo Pasión Radio TV x FM Mural 91.1 y Cipolletti TV Lunes a las 20 hs.